Primera clonación de monos, ¿se acerca el turno de los humanos?

Una prestigiosa revista científica dio a conocer el experimento que se hizo en China, en el que por primera vez clonaron primates con la misma técnica que la oveja Dolly.

Científicos chinos anunciaron el nacimiento de los primeros monos clonados con la misma técnica con la que en 1996 fue creada la oveja Dolly, el primer mamífero del mundo nacido de esta manera. Aunque la clonación se logró ya en 23 especies de mamíferos, hasta ahora había sido imposible realizarla en primates. Y esto tiene una cercanía crucial con la especie humana. Según sus autores, podría servir para desarrollar animales sin malformaciones ni generar abortos espontáneos que son relativamente frecuentes en estos casos.

El primer mono clonado de la historia, Tetra, nació en 1999, pero para crearlo se utilizó una técnica que emula la división de un embrión en dos para generar gemelos. En 2007, un equipo en EE.UU. clonó embriones de monos, pero no animales vivos después de una gestación. En este nuevo caso, científicos del Instituto de Neurociencias de la Academia Nacional de Ciencias China usaron la técnica de transferencia nuclear, que permite desarrollar clones idénticos a partir de una célula de un solo individuo. Los investigadores usaron un fibroblasto del tejido conectivo de un feto de mona. El núcleo de una de estas células se introdujo en un óvulo vacío que, una vez fertilizados, fueron incubados por madres hasta que nacieron los dos clones, bautizados como Zhong Zhong y Hua Hua, que juntos formarían la palabra Zhonghua, o nación china.

La investigación puede resultar polémica porque acerca la posibilidad de clonar otras especies de primates e incluso humanos, como han reconocido los responsables de la investigación.

“No hay barreras para clonar primates, por lo que la clonación de humanos está más cerca de hacerse realidad”, ha explicado Mu-Ming Poo, director del Instituto de Neurociencias de Shanghái y coautor de la investigación. “En cualquier caso nuestro objetivo es producir primates no humanos para investigación, no tenemos ninguna intención de extender esta investigación a personas, la sociedad no lo permitiría”, añadió.

Fuente: Clarín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *